Proteger y prevenir

Stop

Compartimos ideas que pueden ayudarnos, como padres o madres, a prevenir situaciones de abuso o explotación sexual a través de las TIC, y proteger a nuestros adolescentes de circunstancias que los pudieran perjudicar.

Escuchemos a nuestros hijos

Nuestros hijos e hijas saben mucho más que nosotros sobre el mundo tecnológico. Escuchemos sin juzgar cuando nos cuentan cuál es su realidad. Valoremos su opinión, incluso aunque no estemos de acuerdo. En este campo ellos son los expertos; podemos aprender mucho sobre su mundo y pasar juntos momentos agradables.

Conozcamos a los amigos/as de nuestros hijos/as, cuáles son sus relaciones en el colegio, en el club, en la práctica de deportes. Conozcamos también a los padres de sus amigos. Pongámonos al tanto de las redes sociales que utilizan.

Valoremos las TIC

Es importante que reconozcamos las oportunidades que brindan las TIC. Los adolescentes evitan hablar de estos temas con nosotros porque sienten que demonizamos la tecnología. Así solo logramos que nuestros hijos se cierren y no recurran a nosotros cuando necesitan ayuda.

Una de las mejores maneras es aprender y comprender el mundo digital. Si sienten que hablamos su “mismo lenguaje”, se acercarán más a nosotros, nos escucharán, respetando y valorando nuestra autoridad.

Aprendamos sobre el uso seguro de internet

Aprendamos y luego conversemos con nuestros hijos a hijas acerca de cómo utilizar de manera segura las distintas plataformas.

Debemos conocer cuáles son las formas que toma la violencia sexual a través de la tecnología, cuáles son las modalidades de abuso y explotación on line, y cuáles las maneras de prevenir, detectar y actuar ante estos casos.

Recordemos a nuestros hijos que tienen derechos

Nuestros hijos e hijas deben saber que, en casos de acoso, siempre es el acosador el que tiene la responsabilidad. Por ende, el que recibe el acoso tiene el derecho a denunciar la situación en la que se encuentra y pedir apoyo.

Establezcamos acuerdos sobre el uso de equipos

Hablemos con nuestros hijos e hijas sobre qué es la privacidad y por qué es importante respetarla.

También debemos contarles sobre la relación entre las TIC y la pérdida de privacidad.

Compartamos qué hechos y qué conductas se consideran delitos en el mundo de las TIC, y cuáles son hechos graves en la familia o en la escuela aunque no estén contemplados en las leyes nacionales.

Eduquemos en conductas responsables

Expliquemos a nuestros hijos e hijas que podemos hacer sentir mal y dañar a otras personas con nuestras palabras y acciones (por ejemplo, al compartir con terceros una foto íntima de otra persona que hayamos recibido).

Si nuestros hijos/ se equivocan, actúan de manera descuidada o agreden de alguna manera a otras personas, no debemos restar importancia al asunto, sino tratar de averiguar por qué lo hicieron y explicarles las posibles consecuencias de sus actos.

Contactemos con profesores y otros padres

Todo es mejor si trabajamos en comunidad. Podemos averiguar si el colegio toca el tema de seguridad en las TIC y protección on line; qué estrategias utilizan otros padres para proteger a sus hijos.

Observemos el estado de ánimoy comportamiento de nuestros hijos

Debemos permanecer atentos al estado de ánimo de nuestros hijos e hijas. Muchas veces son sus comportamientos los que pueden indicarnos que están siendo víctimas de ciberacoso o grooming.