Peligros de la TIC

Fear

Nuestros hijos e hijas viven hoy en un mundo lleno de oportunidades con las TIC. A través de la Internet, hacen amistades o mantienen con su familia.

Mediante las tecnologías, los jóvenes pueden exponerse a situaciones como el ciberacoso o extorsión; el grooming o la captación en línea; el sexting o la difusión de contenidos de tipo sexual; o la pornografía infantil.

Lo importante es saber que como padres, madres y adultos protectores podemos prevenir y proteger a nuestros hijos e hijas de ser víctimas de estos peligros potenciales.

La historia de Fati


Girl Keyboard

Fati tenía 14 años cuando comenzó a chatear por Facebook con un joven de 20. Éste ganó su confianza, contándole de su vida e interesándose por ella, hasta que empezó a solicitarle fotos desnuda y de sus partes íntimas. Fati finalmente aceptó. El joven le planteó que se encontraran. Ella se negó, y el joven empezó a presionarla: si ella no accedía a verlo, él difundiría sus fotos a través de las redes sociales.

El caso de Fati nos muestra una situación de ciberacoso sexual o extorsión.

Se convierte en ciberacoso sexual cuando hay uso de términos con carga sexual con el fin de insultar a alguien, burlarse de su comportamiento sexual, hacer bromas o incluso amenazas sobre agresión sexual o violación, difundir rumores sobre el comportamiento sexual de una persona o presionar a alguien para que tome parte en una actividad sexual. También incluye la distribución de fotos y videos de carácter explícitamente sexual tomados a niños, con el propósito de causar vergüenza o angustia emocional en la víctima”.

La historia de José Luis


Boy Smartphone Old Man

José Luis, de 13 años, jugaba “Fifa” en su Play y se relacionaba a través de éste con varios chicos de su edad. Uno de ellos resultó ser un adulto de 42 años que se hacía pasar por un adolescente con los mismos gustos de José Luis. Se ganó su confianza y consiguió fotos íntimas del adolescente.

Luego presionó a José Luis, hasta que éste, se sintió obligado a mantener relaciones sexuales con el abusador, pues creía que la única opción posible era ceder a sus exigencias.

El caso de José Luis nos muestra una situación de captación en línea o grooming.

El grooming se inicia con el establecimiento de una relación “casual” on line, luego la persona adulta gana la confianza del chico o chica, haciéndose pasar por alguien de la misma edad. A través de ello el abusador logra un control emocional sobre su víctima, a fin de intentar concretar el abuso sexual.

La historia de Clarita


Girl Smartphone Camera

Clarita y algunas amigas de segundo curso de la media se reunieron durante el verano, y comenzaron a tomarse fotos y a grabar videos con un celular. Eran fotos y videos de ellas en bikini, selfies de sus rostros y cuerpos, etc. También grabaron un video tomando sol sin sostén.

Clarita envió ese video a Marcelo, un amigo que le gustaba, para impresionarle. Él envió el video a su grupo de amigos, y ellos lo compartieron. Esto provocó vergüenza a Clarita y sus amigas, así como problemas con sus familias y colegio.

El caso de Clarita nos muestra una situación de sexting.

El sexting es la difusión o publicación de contenidos (principalmente fotografías o videos) de tipo sexual, producidos por el propio remitente, utilizando para ello el teléfono móvil u otro dispositivo tecnológico.

La historia de Mariana


Girl Videocamera Man

Mariana tenía 15 años y una tarde, recibió un mensaje de un desconocido a través de Facebook. Le decía que era muy hermosa y que quería hablar con ella. Mariana se sintió halagada y aceptó conversar con él por Facebook, ya que en el perfil del desconocido decía que tenía 15 años.

Tras unos meses, el chico le pidió encontrarse. Mariana se negó, y el chico le dijo que si no acudía, su familia pagaría las consecuencias. Mariana tuvo mucho miedo y finalmente fue a encontrarse con el chico.

Apareció el hombre que se escondía detrás de la cuenta falsa, la metió en su auto a la fuerza, la llevó a una casa deshabitada, donde abusó sexualmente de ella. Ese encuentro se filmó y luego el video fue comercializado como una película pirata.

El caso de Mariana nos muestra una situación de pornografía infantil.

La pornografía infantil incluye toda representación de un niño, niña o adolescente realizando actividades sexuales explícitas, de las partes genitales de un niño con fines predominantemente sexuales; toda organización de espectáculos en vivo de representaciones sexuales explícitas en el que participaren niños, niñas y adolescentes. En Paraguay, la pornografía infantil se encuentra penada por el artículo 140 del Código Penal.